“Nadar es un excelente ejercicio” es una frase que quizás todas hemos escuchado alguna vez desde niñ@s.  Pero ¿cuáles son los beneficios reales de la natación como rutina física?

Os contamos todas las ventajas que tiene la natación como ejercicio en nuestra vida diaria.

Nadar mejora tu salud: Con la natación puedes manejar los niveles de la tensión arterial, mejorar el funcionamiento de la actividad osteomuscular y  la capacidad respiratoria,  además de fortalecer diferentes tejidos que componen nuestro cuerpo. Es un excelente ejercicio para las personas con problemas cardiacos, pues mejora la salud de nuestro corazón y la circulación sanguínea.

Modela y tonifica nuestros músculos: Sólo con nadar 40 minutos cada día, tus músculos se fortalecen, lo que te ayuda no sólo a adelgazar sino fortalecer tu cuerpo. Nadando  se ejercitan los diferentes músculos que componen el cuerpo humano (brazos, piernas, glúteos, abdomen y espalda).

Previene y cura enfermedades: La natación puede prevenir y tratar enfermedades como: Asmalesiones musculares y nerviosas, hipertensión arterial, problemas en la columna vertebral,…

Adelgaza: Con la práctica regular de la natación, también podremos estilizar nuestro cuerpo, con la práctica regular, se pierde grasa y se adquiere masa muscular,  mejorarando nuestra postura corporal.

Relaja:  Moverse en el agua relaja. Algunos estudios hablan del descenso de los niveles de estrés mientras se nada, pues, a pesar del ejercicio físico, la mente se concentra básicamente en los movimientos que realiza consiguiendo la relajación para nuestro cuerpo y mente.

¿A QUÉ ESPERAS? YA NO HAY EXCUSAS

Anuncios